Blogia
Bushi Dojo

Un dojo, ¡no es un gimnasio!

A un gimnasio se va a hacer ejercicio físico, a un dojo se va a formar un carácter y un espíritu.
A un gimnasio se va a disfrutar de las instalaciones limpias que se nos brindan por los dueños, en un dojo uno hace la limpieza como símbolo de humildad.
En un gimnasio se llevan ropas y atuendos de diseñador, en un dojo se va a entrenar con el corazón.
Un gimnasio es para todo el que pueda pagarlo, un dojo es para quien el maestro elige.
En un gimnasio se practica deporte, en un dojo arte.
En un gimnasio se fomenta la competencia, en un dojo se fomenta derrotar al ego, la arrogancia y la vanidad.
Un gimnasio es un momento en la vida, un dojo es la vida en un momento.
En un gimnasio se enseña a ganar, en un dojo a luchar.
Un gimnasio es regocijo, un dojo disciplina.
En un gimnasio podemos encontrar peleadores, en un dojo se encuentran guerreros.
Un gimnasio puede estar en nuestros recuerdos, un dojo es para siempre.
Un dojo es el lugar donde se enseña la vía espiritual del guerrero.

Usa el nombre con dignidad y seriedad.

Fausto Antonio García Franco, Shidoshi
Bujinkan México
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres